PARQUES INFANTILES DE BOLAS

ULTIMAS NOTICIAS
10 cosas que hacer con los niños en verano en Santander

10 cosas que hacer con los niños en verano en Santander

06.06.2017.

Con la llegada del verano los padres han de ingeniárselas para tener entretenidos a sus hijos. Ahora que ya no tienen que ir al colegio disponen de una gran cantidad de tiempo libre y es importante saber planificarlo para que los niños lo disfruten y los padres no se cansen. Una ciudad como Santander ofrece numerosos planes para el disfrute de los niños, actividades como visitar un museo o ir a un parque infantil harán las delicias de mayores y pequeños.

Tanto como si residimos en Santander como si somos turistas la ciudad está preparada para que los niños disfruten de un verano inolvidable. En la última edición de Fitur Santander apostó por la cultura y el deporte para promocionarse y también presentó aplicaciones móviles para hacer su visita a los turistas mucho más amena. El verano suele ser muy agradable en Santander ya que es una época con un clima suave y algunas lluvias, lo que favorece que la visita a la ciudad sea más agradable.

Las 10 cosas que hacer con los niños en verano en Santander son:

  1. Visitar el MUPAC: este museo de arqueología prehistórica permitirá que los niños conozcan cómo vivían nuestros antepasados y sus vidas en las cavernas. Se encuentra en el centro de la ciudad y está abierto de martes a domingo.
  2. Conocer la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santander: esta catedral gótica se construyó entre el siglo XII y el siglo XIV y tiene un claustro que merece la pena visitar. Esta catedral llegó a acoger en la antigüedad el cementerio de la ciudad.
  3. Llevarlos al parque infantil Aventura Park: en este parque infantil los niños se lo pasarán en grande con todas las actividades que ofrece y estarán vigilados en todo momento por adultos. Los padres podrán descansar en la cafetería mientras los niños juegan.
  4. Darse un baño en la playa del Sardinero: es la playa más famosa y una de las más familiares. Su arena dorada es perfecta para que los niños jueguen en ella.
  5. Jugar en el parque de Mataleñas: es uno de los de mayor atractivo de la ciudad y contiene abundante vegetación. Aparte tiene un estanque con patos y merendero para pasar una tarde muy agradable.
  6. Pasear por los restos de la muralla de Santander: esta muralla recorría toda la ciudad pero a partir de 1802 y ante la expansión urbana que tuvo lugar se fue derribando poco a poco.
  7. Adentrarse en el refugio antiaéreo: construido en 1937 para protegerse de los bombardeos seguro que llama la atención de los niños. Tiene una extensión de 95 metros cuadrados y se visita en grupos de 15 personas. Su visita es gratuita.
  8. Recorrer el Parque de las Llamas: es una obra de estilo vanguardista y en sus 11 hectáreas se encuentran muchas especies vegetales y animales.
  9. Alquilar bicicletas: no hay nada más entretenido que alquilar unas bicicletas y recorrer con calma todos los rincones de la ciudad.
  10. Conocer el Museo Marítimo del Cantábrico: es uno de los museos más importantes del país de temática marina. Lleva funcionando desde 1981 y los niños aprenderán multitud de curiosidades sobre criaturas marinas y pesca.
Author: