PARQUES INFANTILES DE BOLAS

ULTIMAS NOTICIAS
Ventajas de los parques infantiles cubiertos frente a los parques infantiles al aire libre

Ventajas de los parques infantiles cubiertos frente a los parques infantiles al aire libre

09.01.2017.

Si te estás planteando buscar un plan divertido, seguro y creativo para tu hijo este fin de semana, te proponemos que juntos disfrutéis de la experiencia de pasar un día en un parque infantil de bolas. Los parques infantiles cubiertos son una gran opción de ocio y presentan grandes ventajas frente a los parques al aire libre.

Seguro que alguna vez has visitado con tu hijo/a un parque infantil con motivo de un cumpleaños, una comunión o una reunión de amigos. Este se convierte en uno de los destinos favoritos de los más pequeños, ya que lo ven como una opción para divertirse y crear historias sin límites. Es una oportunidad para conocer a otros niños y desarrollar sus habilidades y capacidades sociales. Si el día es lluvioso no tienes dudas, pero aunque esté soleado, te queremos explicar por qué elegir un parque infantil cubierto es la mejor alternativa de ocio para tus hijos antes que elegir ir a pasar el día a un parque infantil al aire libre. ¡Toma nota!

  1. Seguridad: Es quizás la ventaja más llamativa de los parques infantiles cubiertos. Muchos padres optan por ellos por la tranquilidad que les reporta saber que sus hijos se encuentran en un recinto cerrado, perfectamente acondicionado y vigilados por monitores. El riesgo de padecer percances es menor. Además, los materiales de estos parques suelen estar acolchados para garantizar el menor daño a tu hijo en caso de caída o golpe inesperado.
  2. Evita riesgos: Al jugar en un parque infantil al aire libre, nuestro hijo podrá encontrar objetos peligrosos o nocivos para su organismo si los ingiere. Sin embargo, en un parque infantil cerrado cada detalle estará medido exhaustivamente. Además de su limpieza, estos recintos cuentan con grandes objetos, evitando el riesgo de infección o atragantamiento.
  3. Buen tiempo: Independientemente de que fuera esté diluviando, el plan no quedará suspendido. Tu hijo podrá disfrutar, reír y jugar sin preocuparse por el tiempo que hará ese día. Además, al jugar en un recinto cubierto y perfectamente climatizado, evitarás que tu pequeño pudiese coger un resfriado o una gripe que le impidiese ir al colegio el lunes.
  4. Desarrollo de sus habilidades y capacidades: Nuestro pequeño podrá reír, disfrutar y aprender jugando en un parque infantil cubierto. La gran diversidad de colores, texturas y formas que encontrará le permitirá desarrollar sus habilidades psicomotrices y despertará su creatividad. De igual modo, esa imaginación podrá también desarrollarse a partir de las relaciones sociales con otros niños, con los que compartirá aventuras, historias y horas de juego. Y es que al llevar a nuestros hijos a un parque infantil de bolas percibiremos cómo sus habilidades sociales y comunicativas se desarrollan notoriamente.
  5. Aprendizaje: El juego en parques infantiles cerrados garantiza un aprendizaje continuo de nuestros hijos. Además de orientarse en el espacio y el tiempo, aprenderán conceptos como derecha, izquierda, arriba y abajo. Su coordinación y su equilibrio se desarrollarán cada vez que vivan esta experiencia.
  6. Ejercicio físico: Hemos hablado del amplio abanico de oportunidades de juego que aporta un parque infantil cubierto, pero no podemos olvidarnos que nuestro pequeño estará haciendo ejercicio físico constante a la vez que se divierte jugando.
  7. Alimentación y descanso: ¿Sabías que el juego en parques de bolas abre el apetito? El ejercicio físico, además de reportarles ganas de comer, ayudará a que descansen mejor por las noches, evitando posibles trastornos del sueño.
  8. El lugar idóneo para los padres: A diferencia de los parques al aire libre, los parques infantiles cubiertos suelen presentar un servicio de restauración y ocio para los padres de los niños, dónde estos podrán descansar, tomar algo y compartir un tiempo de charla con otros padres.

El juego en los parques infantiles cubiertos de bolas aporta una gran cantidad de beneficios para los más pequeños, consiguiendo que éstos satisfagan sus necesidades de juego. En estos recintos nuestros hijos imitarán las conductas y actividades de sus padres, se desarrollarán como personas y despertarán su creatividad.

 

Author: