PARQUES INFANTILES DE BOLAS

ULTIMAS NOTICIAS
Las alternativas al castigo en los niños

Las alternativas al castigo en los niños

08.01.2016.

Es el particular vía crucis de muchos padres y madres: fijar un castigo eficaz que ayude a los más pequeños a comportarse bien y reeducar ciertos gestos y actitudes que, por su bien y por su trato con los demás, no deben repetirse. Pero ojo, antes de castigar a los niños es mejor buscar otras alternativas al castigo de los niños como estas…

Lejos han quedado aquellos tiempos donde los padres actuaban cual yugo inquisidor con sus hijos. Es cierto que éstos necesitan disciplina y reconocer cuando han actuado mal y cómo enmendarlo. Educar a nuestros hijos es una obligación, pero también lo es educarlo bien y no usar demasiado la técnica del “castigo”. Y es que abusar a la hora de castigar a los niños puede volverse en nuestra contra y estar fomentando con ello caracteres más contestatarios y rebeldes. Lo mejor es tener en cuenta otras alternativas al castigo en los niños.

La disciplina debe basarse en el cariño y el respeto mutuo entre padres e hijos. Por eso antes de castigar a los niños es mejor siempre buscar respuestas positivas ante malos comportamientos. Por ejemplo, antes que nada debemos tener claro que los niños actúan a veces por imitación y por tanto tenemos que hacer y decir cosas que correctas. No podemos actuar mal y reñirles luego si ellos imitan esa conducta.

A la hora de buscar alternativas al castigo en los niños, haz siempre preguntas ante un mal comportamiento y evita el castigo directo. Intenta que reflexione. Pregúntale qué ha pasado y qué cree que debería hacer ahora. Y, por supuesto, evita una lucha con tu hijo. No intentes obligarlo porque puedes entrar en una dinámica un tanto peligrosa. Recuerda que el carácter de tu hijo se está formando día a día.

Castigar a los niños no es la forma más correcta de hacerles reflexionar. Se amable ante situaciones tensas, dales atención individual, cálmate ante situaciones tensas y pregúntale qué le pasa, haz que el niño sienta que tiene voz y opinión propia que se tiene en cuenta. Evita los monólogos por ambas partes. Y llegad a una conclusión pacífica. Y, por supuesto, cuenta hasta 10 antes de emitir un juicio y un castigo al niño.

Otra alternativa al castigo en los niños es hablar en positivo. Y es que los niños, crean imágenes de nuestras palabras. Será mejor que le digas: “ve más despacio” a decirle: “NO corras”.  Y si la situación se vuelve muy tensa, distráelo. “Hagamos un descaso, Qué otra cosa te gustaría hacer”.

Author: